Los alimentos que tu perro NUNCA debe comer

Muchos de los alimentos que tenemos en nuestra casa pueden ser nocivos e incluso peligrosos para nuestras mascotas. Patas.pet  te trae la lista de las comidas más peligrosas que comúnmente tenemos en nuestro hogar y los efectos que pueden provocar en tu perro. Compartilo con tus amigos que tengan mascota para que entre todos hagamos nuestro hogar seguro.

Chocolate. Este alimento es popular entre nosotros por lo felices que somos cuando lo consumimos. Sin embargo, es tóxico para los perros y puede llegar en casos extremos o de consumo sostenido, a ocasionar la muerte.

 

Nueces. Para los humanos las nueces son fuente de energía saludable. Para los perros, en cambio, pueden dañar su sistema nervioso y el correcto desarrollo muscular.

 

Huesos cocidos. Los huesos crudos son considerados el mejor amigo de nuestros cachorros. Ahora bien, cuando están cocidos pierden elasticidad y tienen a astillarse, lo que puede lastimar el sistema digestivo de nuestros cachorros.

 

Cafeína. La cafeína puede desestabilizar el sistema inmune de nuestros amigos caninos. La encontramos en el café y otras infusiones. Los efectos más conocidos son el vómito, la hipotermina y en casos extremos, la muerte.

 

Palta o Aguacate. Este fruto tan saludable para los humanos, contiene persin. El persin es un fungicida apto para consumo humano, con efectos devastadores sobre el sistema digestivo de tu perro: induce vómitos, diarrea y malestar estomacal severo.

 

Cebolla y Ajo. Parte esencial de la cocina latinoamericana, la cebolla y el ajo pueden ser peligroso para tu perro. Su consumo sostenido, sobre todo en estado crudo, puede dañar las células rojas de tu cachorro.

 

La mayoría de estos alimentos son una parte importante de nuestra dieta. Por eso es que tenemos que tener mucho cuidado cuando, con el afán de tratar a nuestros perritos como hijos, podemos llegar a poner en riesgo su salud. Compartí esta información con tus amigos mascoteros. En nustra próxima nota vamos a revisar los elementos no comestibles ponen en riesgo la salud de tu hijo canino.

Comentarios

comentarios